Pascal Beltrán del Río, director editorial del periódico Excélsior (Fotógrafo: Eduardo Sosa)
Negocios

México, perspectivas para fin de sexenio

Pascal Beltrán del Río, director editorial del periódico Excélsior (Fotógrafo: Eduardo Sosa)

Akumal, Riviera Maya.- “Estamos en una época de absoluta disrupción. Los acontecimientos que están pasando en el mundo son cada vez más acelerados”. Con esta frase comenzó Pascal Beltrán del Río, director editorial del periódico Excélsior su conferencia “México, perspectivas para el fin del sexenio”.

En el marco del CIO Summit 2017 de Netmedia, el foro conocido como de “Las mentes más brillantes de IT”, el periodista tomó como ejemplo la caída del precio del barril de petróleo en los dos últimos años. “Si esa caída del precio del petróleo no es disruptivo, entonces no sé qué sí”, —aseguró—. Seguimos dependiendo del petróleo y lo seguiremos haciendo muchos años˝.

Hace cuatro años Petróleos de México aportaba al gobierno $900,000 millones de pesos. Hoy son $350,000 millones. Existe un boquete financiero, en el cuál México ha acumulado una deuda, que creció del 32% del PIB al 50%. Lo preocupante, sin embargo, asegura el ponente, es la velocidad a la que ha crecido, obligando a la Secretaría de Hacienda a subir los precios: gasolinazo.

En su opinión, buena parte de lo que se está pagando hoy con el aumento de la gasolina son impuestos, aunque el discurso oficial diga otra cosa. Mediante este mecanismo, Hacienda espera recaudar entre $250 mil y $300 mil millones de pesos, que financiarán los gastos del Estado y la deuda.

Este boquete financiero es el resultado de que México le apostara demasiado tiempo a la bonanza petrolera.

Por otra parte, llega Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, con una serie de consecuencias ineludibles para México, que ha vivido en una zona de confort, comercialmente hablando —por el TLCAN— durante más de 20 años. México desarrolló un modelo manufacturero de exportación, hecho 75% para el mercado estadounidense; muy buena parte en la industria automotriz. “De pronto llega Trump a la oficina oval y dice, esto ya no me conviene, sea cierto o no”, alertó el expositor.

México se convierte en el malo de la película según su versión, por los trabajadores indocumentados, a quienes responsabiliza de la criminalidad, que además les quita el trabajo a los estadounidense. Fueron ellos, para Beltrán, quienes le dieron a Donald Trump la oportunidad de ganar las elecciones.

Su discurso proteccionista, desatado desde la toma de posesión, hizo ver a México como muy vulnerable. El peso ha tenido una recuperación, pero leve. Se hizo evidente que un twitter de Trump podía provocar la depreciación de la moneda.

Según el director editorial de Excélsior, “Esto habla de la vulnerabilidad económica mexicana, que junto con las debilidades estructurales, llevan al país más allá del entorno de incertidumbre actual. “Es el problema de un país que no supo ajustarse a los nuevos tiempos. Esas son las verdaderas debilidades de México, que están teniendo impacto en lo social y en lo político”, comentó el conferencista, quien habló de la irritación social del mexicano.

“La política de subsidios termina irremediablemente en algo negativo para un país, especialmente para las clases menos favorecidas”, opinión Beltrán, mientras consideró que la mesa está puesta para que la solución en México sea antisistema, aunque nadie sabe cómo puede suceder. “Todavía no se sabe quién encarna esa posible solución, hay mucho por definir en los diferentes partidos”.

En su punto de vista, pareciera muy difícil que el próximo presidente surja del PRI. En este sentido, pareciera inevitable el triunfo de López Obrador, aunque falta mucho por ver, aseguró Beltrán.

El futuro de México

Beltrán del Río considera que Morena tiene amplias posibilidades de ganar como partido, pero no lo ve construyendo mayorías en el Congreso, y eso le impediría legislar.

Cree que este país tendría que dar para que la mayoría de los mexicanos viviera bien. La pregunta es el cómo, sin pensar en crear en universidades públicas basadas en el presupuesto público y en la gratuidad de la educación.

Hoy 24 millones de mexicanos gana $5,000 pesos al mes o menos. Hay una enorme cantidad de mexicanos que cuando se retiren tendrá una pensión de $1,000 o $2,000 pesos mensuales. En el sistema de pensiones se prevé una situación grave en los próximos años.

En México tener un título universitario no es ya garantía de tener un trabajo. A veces ni siquiera un posgrado lo es. Por lo menos no garantiza un empleo de futuro, formar una familia y tener una pensión honorable.

Sobre ello, Beltrán opina que: “Tenemos que aspirar a la educación universitaria, pero tenemos que pensar en cómo lograr que cada vez menos mexicanos tengan que depender de los subsidios: Solidaridad, Oportunidades, Prospera. Ninguno de estos programas ha logrado romper el círculo de la pobreza.

Netmedia es mucha más que noticias. suscríbase y reciba lo mejor

Te recomendamos

México, perspectivas para fin de sexenio