"El momento exige creatividad extrema. Si usted como CIO ya se sentía presionado, siga leyendo porque quizá haya luz al final del túnel". Foto: Shutterstock
"El momento exige creatividad extrema. Si usted como CIO ya se sentía presionado, siga leyendo porque quizá haya luz al final del túnel". Foto: Shutterstock
"El momento exige creatividad extrema. Si usted como CIO ya se sentía presionado, siga leyendo porque quizá haya luz al final del túnel". Foto: Shutterstock
Mónica Mistretta

Las 10 prioridades del CIO en 2017

Este año inicia con focos rojos. Frente al deterioro de la relación México-Estados Unidos, se han encendido las alarmas y los ejecutivos de negocios comienzan a organizar medidas de contingencia y a voltear los ojos a ¡la innovación! Además de la incertidumbre económica, seguirán las presiones regulatorias en los mercados y el incremento de la competencia global como resultado de los nuevos modelos de negocio.

El momento exige creatividad extrema. Si usted como CIO ya se sentía presionado, siga leyendo porque quizá haya luz al final del túnel. Las tecnologías digitales añaden complejidad, pero también son la respuesta para afrontar el nuevo orden económico.

Al alcance de la mano se encuentran la analítica predictiva, la nube, el IoT, las aplicaciones móviles, la inteligencia artificial, la robótica, en resumen, las tecnologías que constituyen la que se ha dado en llamar Industria 4.0.

La transformación digital se torna urgente, ya no nada más importante. Encuestas van y vienen sobre el valor que las organizaciones otorgan a este concepto y la mayoría coinciden: los hombres de negocios dicen que se encuentra entre sus prioridades y se sienten listos para ella, pero sus organizaciones están lejos de alcanzarla. De acuerdo con un reporte de Gartner, a finales de 2016, 41% de los profesionales IT encuestados dijeron que sus organizaciones estarían listas para los negocios digitales en los siguientes ¡dos años! Pero la mayoría de los respondientes, 59%, dijeron que sus compañías no se encuentran preparadas para enfrentar la era digital en ese mismo periodo. Y esto en Estados Unidos. Asimismo, 29% de los encuestados dijeron que el compromiso con las demandas de los negocios digitales sería su principal tarea o una parte significativa de sus labores.

Más vale que así sea. En los próximos cinco años, los profesionales IT esperan que los ingresos por negocios digitales pasen de 16% a 37%, de acuerdo con la más reciente encuesta “La Agenda del CIO” entre 2,944 CIO en 84 países. Los directivos IT del sector público predijeron que 77% de sus procesos serán digitalizados, de 42% hoy.

Los cambios a futuro son brutales y están sucediendo más rápido que nunca antes.

A continuación hay una lista de actividades prioritarias, más que de tecnologías a adoptar, inspirada en la de Rob Preston, exeditor en jefe de InformationWeek.

1.- Lidere la transformación digital, no solo la acompañe

Si no ha comenzado, no lo piense más. Este es el momento de iniciar el viaje hacia la conversión digital y de cumplir con las expectativas del CEO: ser un verdadero innovador y producir impacto positivo en el negocio a través de iniciativas tecnológicas.  ¿Dónde se ubican usted y su organización en este camino? Responda nuestra encuesta y averígüelo.  Recibirá los resultados de tal forma que podrá ubicar a su organización un benchmark por país y también a nivel de América Latina, pues participarán lectores de Brasil, Argentina, Colombia, Chile y Perú.

Los CIO más astutos estarán liderando el cambio digital. Sin embargo, en la mayoría de las organizaciones que han comenzado a transformarse, el CIO está tomando una posición lateral o, peor aún, ha sido relegado a un papel secundario.

Menos de 40% de los respondientes de la encuesta Gartner 2016 CIO Agenda dijeron que estaban supervisando los esfuerzos de transformación digital de su compañía.

Significa que es el CEO, el CMO, el chief digital officer (CDO) o algún comité de los “altos ejecutivos” está digiriendo el show en la mayoría de las compañías, dejando a un lado al CIO para ofrecer consejos, y manejar la infraestructura y las aplicaciones en un mundo centrado en la nube.

Hay quienes opinan que esto no es tan malo. Benjamín Hernández Sepúlveda, CIO de Aeroméxico, considera que son los ejecutivos de negocios quienes deben tener la visión estratégica y liderar la transformación. Hernández Sepúlveda dice que si las áreas de negocio tienen clara la iniciativa y quieren innovar, basta con apoyarlas. ¿Quién es el responsable de la innovación?  Hernández es contundente: “Si el negocio no la empuja, no funciona. Pero si el negocio lo tiene claro, más vale apoyarlo. El mejor modelo es que el área de negocios busque la innovación”.

Más allá de que usted coincida con esta opinión, lo cierto es que los CIO son los mejor preparados para ver lo que se encuentra debajo del iceberg. Cuentan con experiencia en administración de proyectos, manejo de proveedores e integración. Además conocen la foto completa de la organización, pues siguen los procesos de punta a punta, han trabajado con las unidades de negocio, muchos se sientan a la mesa del Consejo y pueden medir los riesgos y beneficios de la implementación tecnológica mejor que nadie.

Este es el momento de demostrar su valor como innovador.

2.- No solo hable de customer experience…¡pruébelo!

He conocido pocos directores de sistemas que tienen contacto directo con los clientes de sus organizaciones. La mayoría solo habla de la experiencia del cliente, pero dedican poco o nada a conocerlo, a investigar sus preferencias, sus expectativas y las tecnologías que utilizan. Flor Argumedo, directora de Sistemas de LaComer, es una de esas rara avis.

Una organización que tiene a la experiencia del cliente como su prioridad es Cinépolis, lo que la ha hecho líder indiscutible en América Latina. Su CIO, Juan Carlos Lozano, dice que dentro del área de Sistemas tienen un centro de innovación donde continuamente realizan pruebas piloto con tecnologías emergentes.

La encuesta 2016/17 Deloitte CIO revela que 57% de los respondientes eligieron “clientes” como su prioridad principal de negocios, por arriba de 45% el año anterior, un signo positivo. Sin embargo, solo 45% de los CIO encuestados piensan que sus organizaciones actuales ayudan a mejorar la experiencia del cliente a través de las capacidades IT. La desconexión es alarmante.

Preston recomienda que en 2017 todo CIO debería dedicar 20% de su tiempo a sus clientes.  Quizá muchos digan que ese es un lujo que no pueden darse. Sin embargo, vale la pena cada centavo y minuto que dediquen a ello y será la diferencia entre un CIO administrativo y un líder.

3.- Ponga el software y los datos al centro del negocio: el reto del IoT

No importa si su organización se dedica a prestar dinero, rentar autos, vender abarrotes o limpiar oficinas. Encuentre cómo integrar el internet de las cosas. El IoT va más allá de refrigeradores conectados a internet. Tiene que ver con la eficiencia en costos, la confiabilidad de los sistemas, la calidad del producto y los niveles de servicio, al tiempo que crea nuevas fuentes de ingresos y modelos de negocio.

Las estimaciones indican que el número de cosas conectadas a internet será de 50,000 millones para 2020. Eso significa 6.3 cosas conectadas por persona en el planeta. El mercado global para productos y servicios IoT crecerá de $1.9 trillones en 2013 a $7.1 trillones de dólares en 2020, de acuerdo con IDC, casi el doble del mercado actual de IT y telecom. Algo grande se está cocinando.

En México hay empresas que han empezado pronto a tomar ventaja del IoT. Un ejemplo es Grupo Altex, primer lugar de “Las más innovadoras” de InnovationWeek Magazine en 2015 por su proyecto “Cítricos con tecnología” que, a través de una app móvil, ofrece información del clima, suelo y otros datos útiles para el manejo óptimo de los cítricos —desde la siembra hasta la entrega final a la planta— a los agricultores. Con ello, Altex puede llevar al consumidor final gajos de naranja o toronja en vasitos desechables, listos para su consumo, seguros de la calidad óptima del producto.

The Weather Company es otro ejemplo a nivel internacional. Con IoT, la compañía se ha posicionado para transitar más allá de su misión original de predecir el clima y ayudar a las organizaciones a tomar mejores decisiones con base en las predicciones del tiempo.

IoT y cloud computing permiten la recolección de datos de más de más de 100,000 sensores de clima y aeronaves, de millones de teléfonos inteligentes, edificios y vehículos en movimiento. En el 15º CIO Summit de Netmedia, Bryson Koehler, su CIO, compartirá el brillante futuro de su empresa, producto de la combinación de la plataforma Weather con la computación cognitiva.

Frente a usted se abren un mar de posibilidades si trabaja de la mano de su CEO y otros ejecutivos de negocios para explorar las oportunidades.

4.- Haga todo más rápido

Decimos como chiste “¿qué quieres, velocidad o exactitud?” En los negocios no hay opción.  Los mercados hoy exigen lanzamientos de producto más rápidos, atención al cliente más rápida, toma de decisiones rápida, contrataciones rápidas, convertir prospectos en clientes más rápido, completar proyectos rápido. IT tiene que responder a estas demandas…más rápido.

El desarrollo ágil de aplicaciones se vuelve prioritario. Trabajar en la nube también puede ser un aliado; las aplicaciones móviles, otro.

Tome el caso de Metlife, la compañía de seguros más grande del mundo. Su subsidiaria en México ha logrado premios de innovación gracias, en parte, a su agilidad en el proceso de transformación digital. Carlos Chavarría, director general de NA-AT, su socio tecnológico en movilidad, opinó con respecto al trabajo de Juan Carlos Aburto, CIO de la compañía localmente: “A pesar de la complejidad, la cantidad de procesos internos, plataformas tecnológicas nuevas y distribuidas, temas de compliance, presupuestos, etcétera, MetLife ha logrado tener una transformación ágil. A partir de diciembre 2015 prácticamente todos los meses hemos liberado algo a producción, cosa inverosímil en la región latinoamericana y algo que yo no veo que suceda en el sector, y menos en temas móviles”, afirma Chavarría.

Como diría Mario Andretti: “Si todo parece bajo control, es que no vas suficientemente rápido.” ¿Qué tanto control tiene usted?

5.- Ayude a sus desarrolladores a ser ágiles

 De la mano de lo anterior,  cuando se trata de flexibilidad IT y agilidad se requiere organizar a su equipo de desarrollo de aplicaciones para dichos propósitos, pues ambos son indispensables para al era de los negocios digitales.

¿Su equipo de software puede echar a andar ambientes de desarrollo de apps para un nuevo proyecto en minutos? ¿Puede implementar rápido una nueva funcionalidad para los usuarios y obtener feedback en el mundo real? ¿Puede matar un ambiente de desarrollo tan pronto como un proyecto no da resultado?

Un recurso muy citado por los expertos es realizar proyectos de DevOps en la nube, de manera que pueda probar el desarrollo y liberar recursos internos. Aquí el cuello de botella casi siempre reside en los datos legacy y en la latencia. Hay que asegurarse de que su ambiente de desarrollo pueda moverse a la nube (y de regreso) para probar que opera sin problema en esta plataforma y en su data center.

6.- Vuelva los ojos a su activo más importante: el personal

El obstáculo número uno para el éxito de todo CIO, encuesta tras encuesta en los últimos 10 años, es reclutar, motivar, desarrollar y retener a gente talentosa.

Es momento de dejar de quejarse y ser complaciente. En muchas organizaciones se tiende a no reemplazar a quienes tienen un rendimiento deficiente y, por ende, a aceptar la mediocridad.

Si quiere obtener talento, primero asegúrese de que su compañía está en la vanguardia de las mejores prácticas en su segmento. Es decir, si trabaja en banca ¿cuenta con aplicaciones móviles de última generación? Si es una empresa manufacturera, ¿está en el IoT? En el retail, ¿aplica big data para personalizar la oferta al cliente? Si es una oficina del sector público, ¿sus procesos están digitalizados de cara al ciudadano? Enfatice el atractivo de trabajar en su organización.

Por otro lado, el talento no vendrá a tocarle a la puerta: tiene que salir a buscarlo. ¿Dónde? Asista a conferencias, talleres y cursos de IT aun cuando no esté buscando personal para una posición en particular. Si tiene el tiempo, imparta clases en alguna institución educativa; encontrará un semillero de talento.

Es hora de dejar de quejarse y hacer algo al respecto.

7.- Que la seguridad “la hagan ellos”

 La seguridad no deja de estar entre las primeras tres prioridades de todo CIO. Y también, año tras año, parece que el cibercrimen y la variedad y cantidad de amenazas los rebasa. De una vez por todas es momento de considerar seriamente migrar los datos a la nube. Antes no se hacía por miedo a vulnerabilidades del lado del proveedor. Hoy la mayoría cuenta con niveles de seguridad que las empresas no pueden darse el lujo de tener en sus propios data centers. Ni tampoco, el talento humano hiper calificado con los que algunos proveedores de nube cuentan.

Daniel Casados, director general de la línea Blue Coat en Symantec, es de los convencidos de que la seguridad debe ser una funcionalidad estándar de todo proveedor de acceso a internet. Compruebe que el suyo tiene los estándares más robustos del mercado.

8.- Comience a consolidar o clausurar sus data centers

De una vez por todas, no se toque el corazón: no vuelva a comprar un servidor. Si lo hace, estará asegurando al menos tres años más de vida a su data center.

Es también cierto que no se trata de “quemar las naves”, pero al menos sí puede reducir el tamaño de su infraestructura interna si traslada a la nube algunas aplicaciones. La mayoría de las organizaciones mexicanas ya lo está haciendo; lo sé de primera mano. Comienzan por lo más sencillo: el correo, las aplicaciones de oficina, las de CRM o de RH.

Eliminar su centro de datos puede generar ahorros importantes, pero sobre todo liberarle tiempo para dedicar a tareas más estratégicas.

Ahora, si usted es de los que aún piensa que su lugar es detrás de la operación del data center y no de la innovación tecnológica centrada en el cliente, descarte la sugerencia.

9.- Investigue qué puede hacer la inteligencia artificial por su organización

 Las promesas de la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje de máquinas quizá todavía no sean dominantes, pero no pueden ser ignoradas. Alrededor de una tercera parte de las compañías emplearán máquinas inteligentes para el 2021, según Gartner. Los algoritmos del aprendizaje de máquinas ya son parte de aplicaciones de negocios a la medida y de varios proveedores. Prometen ayudar a las compañías a bajar costos, hacer mejores recomendaciones y optimizar los precios de sus productos, identificar fraude, medir el sentimiento de los clientes y sus intenciones e incluso extirpar los problemas de sistemas IT, para aumentar la inteligencia humana.

Existen ya muchos ejemplos de su aplicación, como en los chatbots de las páginas web para atención a clientes; en el sector salud para diagnósticos rápidos y efectivos; en la logística para determinar rutas más eficientes; o en la industria financiera, para ayudar al usuario a hacer inversiones más inteligentes.

Gracias a que la infraestructura y el almacenamiento hoy son más abundantes y menos costosos, negocios de cualquier tamaño pueden tener acceso a los poderosos algoritmos de IA que antes solo podían ser procesados en supercomputadoras.

Si aún no sabe dónde cabe el machine learning en su organización, es tiempo de iniciar la exploración y comenzar con un programa piloto.

10.- Por último, escape de la trampa del 80/20

Los CIO han escuchado por décadas que deben superar el cociente de su porcentaje IT:  80% a mantenimiento y 20% a innovación. Es ahora o nunca.

La alta dirección demanda aumentar el porcentaje de mercado, y eso requiere ganarle a la competencia. ¿Cómo? Con mejores servicios, productos, atención al cliente, a través de iniciativas digitales. El 20% dedicado a innovación no es suficiente.

Muchos de quienes forman parte de nuestro ranking “Las más innovadoras” de InnovationWeek Magazine, reportan mejores índices, citando incluso hasta 40% dedicado a innovación.

Comience por medir, como han hecho otros CIO, cuánto de su tiempo (y dinero) dedica al mantenimiento de sistemas legacy y cuánto a nuevos desarrollos y procesos. A partir de ahí podrá darse a la tarea de elaborar un plan de largo plazo para sustituir y gastar más en lo nuevo que en lo viejo.

Es un poco como limpiar el closet.

Netmedia es mucha más que noticias. suscríbase y reciba lo mejor

Te recomendamos

Las 10 prioridades del CIO en 2017