Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock
B:Secure

El 70% de las empresas mexicanas fueron víctimas de un ataque cibernético

De acuerdo con los datos del último informe de ESET, el 70% de las empresas mexicanas han experimentado un incidente relacionado con seguridad informática, y 45% de los entrevistados reportaron algún caso de malware. La firma de seguridad consideró que los códigos maliciosos son la principal causa de ataques cibernéticos en la región latinoamericana.

El ESET Security Report 2017 encuestó a más de 4,000 profesionales de distintas organizaciones, y entre las pesquisas destacó que el ransomware es el segundo crimen cibernético más cometido en América Latina (16%); seguido del phishing (15%).

Las cifras del código malicioso que se dedica a secuestrar información digital, conocido como ransomware, siguen al alza. La empresa considera que ello se debe a lo lucrativo que resulta el robo de información.

Fuente: ESET

Fuente: ESET

“En lo que refiere a ransomware, el último recurso que encuentran las empresas es el pago, y cuando se paga, se promueve la industria del secuestro en el ámbito digital”, señaló Miguel Ángel Mendoza, Especialista en seguridad informática de ESET Latinoamérica. “La prevención resulta básica para mitigar los riesgos asociados al ransomware. Una solución de respaldo contribuye a recuperar de manera más rápida la información, sin pagar el rescate a los ciberdelincuentes”, agregó.

Ransomware de las Cosas
El informe resaltó que cada vez más los teléfonos inteligentes serán víctimas de los cibercriminales. A esta proposición, ESET auguró que más y más dispositivos conectados a la red (Internet de las Cosas) se verán comprometidos; por lo que pronto veremos la llegada del Ransomware de las Cosas (RoT).

Este tipo de amenaza continuará evolucionado al ritmo del crecimiento de IoT, y prevén que los hackers se valgan de estos dispositivos IoT infectados para extorsionar sitios web comerciales con la amenaza de lanzar un ataque de Denegación de Servicio (DDoS) o con el bloqueo estos equipos para pedir el pago de un rescate.

Un buen ejemplo es un “automóvil conectado”. Un buen día un usuario cualquiera no logra encender su auto y recibe un mensaje al celular pidiéndole entregar “x” cantidad de monedas virtuales para reactivar el coche. El otro camino, más aterrador, sería condicionar servicios de calefacción o electricidad en las ciudades inteligentes. ¿Quién no pagaría?

Finalmente, la cantidad de malware que se genera diariamente debería ser un llamado de atención para las organizaciones que operan sin controles de seguridad o quienes no cuentan o no cumplan con políticas que garanticen la seguridad de la información; entre ellas actualizaciones y configuraciones de sistemas adecuadas.

Netmedia es mucha más que noticias. suscríbase y reciba lo mejor

Te recomendamos