Jim Clarke, director de hardware cuántico de Intel (Foto: Intel Corporation)
http://www.netmedia.mx/analisis/un-gran-paso-hacia-el-computo-cuantico-real-y-funcional/
Análisis

Un gran paso hacia el cómputo cuántico real y funcional

Intel desafía a IBM y Google con un tipo de supercomputación que utiliza temperatura 250 veces más fría que en el espacio profundo, y con una arquitectura de 17 qubits superconductores, un chip más robusto que el presentado por IBM hace unos meses.

El cómputo cuántico es la próxima gran revolución tecnológica, y podría llegar antes de lo esperado. En mayo de este año, IBM presentó su propio procesador cuántico —compuesto por cinco qubits superconductores alojados en el centro de investigación IBM T.J Watson Research Center con sede en Nueva York—; por su parte, Google está buscando soluciones basadas en la nube; Microsoft ya está creando un nuevo lenguaje de codificación para la tecnología; y HPE trabaja en The Machine, un prototipo de máquina con un solo banco de memoria capaz de procesar cantidades enormes de información.

Por su parte, Intel presentó un nuevo chip superconductor que utiliza avanzada  tecnología en materiales y técnicas de fabricación, y lo entregó al socio de investigación de la empresa en Holanda, QuTech.

Foto: Intel

Todas las investigaciones respecto al cómputo cuántico se encaminan a la construcción de un chip de 50 quibit —calidad de operaciones cuánticas, conectividad de qubit y paralelismo—, que es el tamaño necesario para construir una supercomputadora más potente que cualquiera antes diseñada.

El último gran avance en arquitectura cuántica llegó con la plataforma en la nube IBM Quantum Experience, que permite a los usuarios realizar experimentos y construir experimentos sobre el procesador cuántico de IBM. Dicho procesador contiene cinco bits cuánticos (qubit), capaces de incrementar su escala para sistemas cuánticos, de tal manera, que ayude a la construcción de una computadora cuántica universal.

Arvind Krishna, vicepresidente senior de IBM Hybrid Cloud y director de IBM Research, explicó que entre las primeras y más prometedoras aplicaciones de la computación cuántica se encuentra el área de la química. Científicos de la compañía desarrollaron técnicas para explorar de manera eficiente la simulación de los problemas químicos en procesadores cuánticos, se prevé que en unos años permita descubrir nuevos medicamentos y materiales, por ejemplo.

“Las computadoras clásicas son extraordinariamente potentes y seguirán avanzando y siendo el sostén de todo lo que hacemos en los negocios y la sociedad. Pero hay muchos problemas que una computadora clásica nunca podría penetrar. Para crear conocimiento a partir de mayores niveles de complejidad, necesitamos una computadora cuántica”, comentó Tom Rosamilia, vicepresidente senior de IBM Systems.

El salto de Intel
En la carrera del cómputo cuántico, Intel se adelantó al competidor mejor posicionado, IBM. De acuerdo con el fabricante californiano, los qubits son muy frágiles, ya que solo pueden operar a temperaturas extremadamente bajas (250 veces más frío que el espacio profundo), y deben envasarse cuidadosamente para evitar la pérdida de datos. Los grupos de investigación de Intel en Oregon y Arizona hallaron una manera de fabricar chips de 17quibit con una arquitectura que los hace más confiables a temperaturas más altas y reduce la interferencia de RF entre cada uno.

El procesador puede enviar y recibir de 10 a 100 veces más señal que los chips conectados vía cable y posee un avanzado diseño, gracias a ello, aplica las técnicas a un mayor número de circuitos integrados cuánticos, que son mucho más grandes a los tradicionales chips de silicio.

“Nuestra investigación cuántica ha avanzado hasta el punto en que nuestro socio QuTech está simulando cargas de trabajo de algoritmos cuánticos, e Intel está fabricando nuevos chips de prueba qubit de forma regular en nuestras instalaciones de fabricación de vanguardia”, dijo el Dr. Michael Mayberry de Intel Labs. “La experiencia de Intel en fabricación, electrónica de control y arquitectura nos distingue y nos servirá mientras nos aventuramos en nuevos paradigmas de computación, desde la computación neuromórfica hasta la computación cuántica”.

Netmedia es mucha más que noticias. suscríbase y reciba lo mejor

Te recomendamos

Un gran paso hacia el cómputo cuántico real y funcional