Foto: Shutterstock
Análisis

Travis Kalanick dejará su puesto de CEO en Uber por tiempo indefinido

Foto: Shutterstock

En medio de la tormenta de rumores sobre la salud financiera de Uber, las quejas por acoso sexual  y discriminación, el cofundador de la popular aplicación de transporte abandonó su cargo como CEO. De acuerdo con declaraciones publicadas en distintos medios internacionales, Travis Kalanick aseguró que su salida está ligada al fallecimiento de su madre y no a otros temas.

Sin embargo, su salida no deja de causar suspicacias. Al mando de Uber, Kalanick levantó $12,900 millones de dólares, lo que convirtió a Uber en la startup mejor valuada del mundo con $68,000 millones de dólares, de acuerdo con el ranking de Wall Street Journal.

Recientemente, el cofundador del grupo financiero Magellan, Hamish Douglass, pronosticó que el servicio de viaje privado tiene menos del 1% de probabilidades de sobrevivir la próxima década, y puso en duda la viabilidad financiera de la compañía.

En el ojo del huracán
Temas de discriminación y acoso sexual tambalean la administración de Kalanick. En febrero de este año, Susan Fowler, una ex ingeniera acusó a un gerente de acoso sexual y enfatizó que la compañía hizo poco por remediar la situación e incluso ocultó el caso.

A la demanda siguió la dimisión de 20 empleados, todos ellos relacionados con la investigación de 215 quejas por acoso, según reportó Bloomberg.

Debido a este proceso, Uber contrató a Eric Holder, exprocurador general de Estados Unidos durante la administración de Barack Obama, para investigar, realizar un reporte y entregar recomendaciones.

Entre las 47 propuestas de Holder se planteaba la creación de un consejo de supervisión de los altos mandos, la reelaboración de los valores de la cultura de Uber y prohibir las relaciones íntimas entre empleados y jefes, según reportó Bloomberg.

Otro de los asuntos que tienen a Uber en la mira es la demanda de la división de automóviles autónomos de Google, Waymo, por robo de propiedad intelectual por parte de Otto, empresa adquirida recientemente por la firma de Kalanick.

Además de la fuga de directivos, un reporte reciente de The New York Times alertó sobre el uso de una tecnología para evitar a las fuerzas de seguridad en algunas ciudades de Estados Unidos.

La herramienta, llamada Greyball, utiliza los datos recolectados por la aplicación junto con otros mecanismos para identificar y eludir a las autoridades que reprimían el servicio.

Por lo pronto, para afrontar la salida de Kalanick, Uber entregará las responsabilidades al jefe de operaciones; puesto que aún no ha sido cubierto.

Para entender más sobre lo que ocurre en Uber, en IT Land se trató esa temática hace unas semanas.

Netmedia es mucha más que noticias. suscríbase y reciba lo mejor

Te recomendamos

Travis Kalanick dejará su puesto de CEO en Uber por tiempo indefinido