Foto: Google.com
Análisis

Robots futbolistas se alistan para vencer al campeón del mundo

Foto: Google.com

Filadelfia (Estados Unidos).— Cuando los robots comenzaron a jugar fútbol, su principal desafío era simplemente ver la pelota… y mantenerse erguidos.

Pero las máquinas que participarán en la RoboCup que se jugará este mes ya hacen pases y anotan goles. ¿Su próximo objetivo? Derrotar al equipo humano campeón del mundo en un plazo de 35 años.

“Es difícil predecir qué ocurrirá en 2050 pero vamos en la dirección correcta”, dijo la cofundadora del torneo, Manuela Veloso, profesora de ciencia computacional en la universidad Carnegie-Mellon de Estados Unidos.

Una semana después de la final por la Copa del Mundo, equipos de 45 países se enfrentarán en la RoboCup, que se jugará en la localidad de Joao Pessoa, en la costa brasileña.

Los “jugadores”, que varían desde humanoides del tamaño de un ser humano hasta objetos con ruedas del tamaño de pelotas de fútbol, compiten en divisiones organizadas de acuerdo con su tamaño en pequeñas canchas bajo techo. El torneo de celebra del 19 al 25 de julio.

Además de que es divertido verla, los organizadores dicen que la competencia anual no trata sólo de crear máquinas que den patadas, sino de enseñar a un robot a tomar decisiones rápidas y acertadas mientras trabajan en equipo en un ambiente cambiante.

Estos algoritmos pueden usarse en tecnología no relacionada con el deporte, como los autos que se conducen solos o los aviones teledirigidos para hacer entregas, dijo el profesor de ingeniería de la Universidad de Pennsylvania, Dan Lee. La RoboCup también contempla concursos separados para robots de servicio y androides para búsqueda y rescate.

Lee, quien dirige el laboratorio de robótica de la universidad, ha sido el “director técnico” de la escuadra de la escuela para la RoboCup desde 2002. En ese entonces, dice, los juegos se parecían a los que juegan los niños de cinco años.

“Todos (los robots) se amontonaban”, dice. “Cualquiera al que le cayera la pelota tenía problemas para decidir a dónde patearla”.

Ahora es cómo ver un juego de niños de 10 años que tienen habilidades atléticas básicas y aplican estrategia. Las criaturas, que operan con baterías, juegan partidos mucho más cortos que los normales, de unos 20 minutos, pero generalmente siguen las mismas reglas. Los árbitros son humanos que comunican sus decisiones a una computadora y ésta a su vez la transmite a los robots.

Los tipos de robots y las tecnologías para estos evolucionan tan rápido como los teléfonos multiusos, dijo el codirector de la RoboCup por correo electrónico. Los organizadores hacen el juego más complicado cada año haciendo cambios en parámetros como las dimensiones de la cancha o el número de jugadores. El próximo año, dijo Veloso, los robots podrían jugar en exteriores.

Netmedia es mucha más que noticias. suscríbase y reciba lo mejor

Te recomendamos

Robots futbolistas se alistan para vencer al campeón del mundo