Foto: Archivo Netflix
Análisis

Netflix debuta en Cuba: incosteable, para mayoría de cubanos

Foto: Archivo Netflix

San Francisco (Estados Unidos).— Netflix lanzó el lunes su servicio de películas y programas por internet en Cuba, en lo que parece ser una decisión básicamente simbólica impulsada por la reciente flexibilización de las restricciones de Estados Unidos para hacer negocios en la isla.

La expansión posiblemente genere más publicidad para Netflix que nuevos suscriptores, porque sólo una pequeña fracción de gente que visita o vive en Cuba tiene el acceso al internet de alta velocidad necesario para transmitir series y películas.

La audiencia con un servicio de internet suficientemente rápido para acceder a Netflix consta principalmente en directivos internacionales, empleados de medios de comunicación extranjeros y funcionarios del gobierno de alto rango. Muchos más cubanos tienen acceso a conexiones relativamente rápidas si trabajan para empresas estatales autorizadas a tener el servicio, pero su actividad online es vigilada. Ver videos por internet en el trabajo es una actividad que podría ocasionar una acción disciplinaria.

Por otra parte, los ingresos de los cubanos son escasos, lo que vuelve el servicio de $8 dólares mensuales de Netflix un lujo incosteable para la mayoría de los 11 millones de habitantes de la isla. Además, sigue en vigor una prohibición por parte de Estados Unidos para efectuar pagos, lo que requeriría que cualquier persona en Cuba que quiera inscribirse a Netflix cuente con un sistema internacional de pago.

Los cubanos prácticamente desconocen el uso de las tarjetas de crédito, aunque tanto MasterCard como American Express anunciaron recientemente planes para comenzar a procesar pagos de clientes de Estados Unidos mientras visitan la isla.

Pese a esos obstáculos, es evidente que Netflix desea establecer un punto de apoyo en Cuba ahora, con la esperanza de que mejorará el servicio de internet, los ingresos subirán y las relaciones diplomáticas con Estados Unidos seguirán relajándose. Llegar a Cuba posiblemente no le cueste mucho a Netflix, dado que la empresa de Los Gatos, California, ya tiene programación en español desde que amplió su presencia en una decena de países latinoamericanos en 2011.

Netflix tiene ahora más de cinco millones de suscriptores en Latinoamérica, lo que representa casi 10% de su cartera de 57 millones de clientes a nivel mundial. Unos 39 millones de ese total están en Estados Unidos, pero la empresa ahora está teniendo un mayor crecimiento internacionalmente.

Las cosas van tan bien que el director general de Netflix, Reed Hastings, planea completar la expansión de la empresa fuera de Estados Unidos para finales de 2016. Para entonces, espera estar en unos 200 países, China entre ellos, si la compañía obtiene los permisos necesarios.

No obstante, los inversionistas al parecer no ven a Cuba como un mercado particularmente prometedor para Netflix. Sus acciones bajaron 85 centavos en las operaciones al mediodía.

Actualmente, solo 27% de la población en Cuba cuenta con acceso a la red, de acuerdo con Internet Live Stats, que utiliza información de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, Naciones Unidas y el Banco Mundial para calcular el número de usuarios de internet en todo el mundo. Por su parte, el grupo Freedom House calcula que sólo 5% de los cubanos tiene acceso a la red.

Gran parte de las conexiones en Cuba están en hoteles o en centros de internet del gobierno, pero son muy lentas para transmitir videos. Este servicio cuesta en promedio 4,5 dólares la hora, casi una tercera parte de un salario mensual. La mayoría de los cubanos lo usan para enviar mensajes a amigos y familiares en el extranjero.

Netmedia es mucha más que noticias. suscríbase y reciba lo mejor

Te recomendamos