Foto: Google.com
Análisis

Jugar en una PC a ser prostituta, la polémica en Europa

Foto: Google.com
EN PORTADAGEEKEND

Aficionados franceses que forman parte del colectivo de diseño Klondike presentaron Lupa, un videojuego editado en Francia que ha causado polémica en Europa porque el jugador adquiere el rol de una prostituta.

Una vez que se activan cámara y micrófono en la computadora, una silueta detecta el rostro y el pecho del usuario y los datos se sincronizan en la pantalla. Después se muestra una calle solitaria con una prostituta al fondo.

Lo que el jugador debe hacer es levantarse la camiseta virtualmente y realizar gestos que son captados por la webcam para atraer a los clientes que viajan en coche dentro del videojuego. Mientras más veraz sea la interpretación con base en las manifestaciones de placer, el usuario gana puntos.

La fórmula del producto es extremadamente simplista tanto en fondo como en forma, pues sigue un estilo visual en dos dimensiones como los videojuegos antiguos.

Lupa no tiene finalidad comercial y forma parte de los llamados juegos “indies” nacidos a partir de festivales donde estudiantes y aficionados tratan de innovar para sorprender a los jueces del certamen y conseguir una oportunidad en el circuito comercial.

A pesar de que los creativos que desarrollaron la idea no consideran que esta sea ofensiva, algunos piensan que se trata de una temática controvertida en una industria, que si bien no sufre de ataduras comerciales o restricciones empresariales por ser independiente, es todavía joven.

Sin embargo, el objetivo es centrarse en el jugador y en la interacción, no en la prostituta como personaje, afirma el colectivo. De hecho, aclaran que la idea inicial no incluía la prostitución como tema, pero sí los desnudos.

Brice Dubat, uno de los desarrolladores involucrados en el proyecto, señaló junto a sus compañeros que “el videojuego no busca defender la prostitución”. Asimismo, el equipo de trabajo reconoce haber tocado temas políticamente incorrectos con la propuesta pero nunca como discurso social, sino como herramienta para promover la interacción entre la cámara, el micrófono y el jugador.

“Los videojuegos deben ser capaces de tratar todos los temas al ser un producto cultural como el cine o la literatura”, añaden.

Pero para muchos, este pequeño videojuego solo frivoliza una situación que afecta a miles de mujeres en todo el mundo.

Los cibernautas pueden descargar Lupa de forma gratuita en la red y acumular la mayor cantidad de puntos en este juego que, más que por su innovación, será recordado por su controvertido tema, asegura el sitio MeriStation.

Netmedia es mucha más que noticias. suscríbase y reciba lo mejor

Te recomendamos

Jugar en una PC a ser prostituta, la polémica en Europa