http://www.netmedia.mx/analisis/el-sat-se-sube-a-la-cultura-digital/
Análisis

El SAT se sube a la cultura digital

“La cultura digital no va por camino diferente que la cultura fiscal”, aseguró Adrián Guarneros, administrador general de Planeación del SAT, quien destacó todo lo que está haciendo el Sistema de Administración Tributaria hoy, en pro de un cambio tecnológico.

Por su parte el jefe del SAT, Aristóteles Núñez, expresó que los trámites digitalizados son hoy un imperativo de la sociedad, donde el sector público ha estado rezagado. Destaca que el tema de los impuestos en nuestra cultura es rechazado por la gente, cuando en otros países, que cobran mucho más impuestos, lejos de rechazo, tienen aceptación. “Lograr esto es nuestra responsabilidad”, agregó.

Asimismo, Núñez aseguró que hoy cualquier trámite puede ser sencillo y digital, y que el sector pública trabaja primero en los fundamentales: pasaporte, certificación de nacimiento, licencia de conducir, cédulas de identidad, etcétera, para lograr este fin.

El conferencista principal, Adrián Guarneros, habló del futuro próximo de la relación del SAT con los contribuyentes, que debe ser sana, invisible, indolora, imperceptible. Esto en los próximos 10 a 20 años en México.

En la era digital cada paso real se puede convertir en datos, que predigan la conducta de los usuarios y por tanto ayuden a poner la tecnología en función de esta y no al revés. Ese sería el camino a transitar por el SAT. “Es momento de que la actividad cotidiana se utilice para facilitar la vida a los contribuyentes”, dice el funcionario.

Sector público y privado se unen en este empeño, y se va de lo micro a lo macro en cuestión de la información necesaria para un sistema de gestión tributaria que reduzca costos y llegue de manera eficiente a todos. “Esto está pensado y diseñado para que todos seamos contribuyentes cumplidos”, adelanta Guarneros y agrega: “La visión del SAT hoy es alertar e informar al contribuyente para que nunca tenga las manos en la puerta, no agarrársela cuando ya las haya metido”.

La segunda generación de datos del SAT asimila la migración del papel a la contabilidad electrónica, pero busca objetivos concretos hacia delante: La inscripción express o por internet; un buzón tributario, personalizar toda la información con comunicación bidireccional; facturación a disposición de todos en el portal del SAT; el prellenado de las declaraciones, que facilita las declaraciones y un mayor control del SAT, y un call center.

Para 2015, compromete Guarneros, “el SAT debe tener la capacidad de usar toda esta información en tiempo real. Con esto se busca (entre muchos retos) igualdad y equidad en el cobro de impuestos”. En pocas palabras, se trata de cambiar los paradigmas, cambiar de arqueología fiscal a diagnóstico en tiempo real.

 

 

Netmedia es mucha más que noticias. suscríbase y reciba lo mejor

Te recomendamos

El SAT se sube a la cultura digital