http://www.netmedia.mx/analisis/desempena-un-papel-esencial-en-la-transformacion-de-america-latina/
IT Forum Latam
Análisis

IT desempeña un papel esencial en la transformación de América Latina

IT Forum Latam

Miami, Florida.- ¿América Latina estaría condenado a ser una región de fracaso? ¿Por qué se avanza lentamente incluso cuando los vientos soplan a favor? Para el sociólogo Fernando Calderón, director del programa de Innovación y multiculturalismo de la Universidad Nacional de San Martín, Argentina, las razones son culturales. Los países de la región no avanzan en el sentido de las tendencias, y tienden a apostar 100% a un lado u otro, lo que hace que no puedan disfrutar adecuadamente de los momentos de calma y sufren más con las crisis económicas. A esto se suma que no aprovechan el impacto tecnológico para generar algo diferente del pasado y construir conocimiento mediante el aprovechamiento de la capacidad local.

Calderón, que acaba de ser elegido para la Cátedra Simón Bolivar de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, habló sobre el tema en la inauguración de la segunda edición del IT Forum Latam, que termina el 21 de junio, en Miami. Experto en América Latina, fue invitado a relacionar parte de su investigación con el tema central de la reunión, que es “La vida en tres actos: cambio, miedo y actitud”.

Su presentación fue dominada por los resultados de una amplia investigación que ha pasado por casi todos los rincones del continente, incluyendo Brasil, de la cual extrajo siete características de los cambios que están en marcha en América Latina: el individualismo y el consumo; una cultura de tecno-sociabilidad; redefinción de las diversidades e identidades; cultura de inmigración; una nueva religiosidad; y el activismo ecológico.

En el contexto presentado por el experto, el cambio cultural se transforma en un punto aún más importante que la economía en el análisis de los problemas que enfrenta cada país, y arroja una responsabilidad muy grande para el mercado de la tecnología, ya que este cambio cultural implica la adopción de dispositivos tecnológicos, además de la expansión del acceso a internet y el acceso a foros de discusión y nuevas formas de activismo.

Es interesante observar que para cada una de las siete tendencias proyectadas por Calderón, el impacto y/o la influencia de la tecnología siempre estaba presente, desde la simple difusión que internet otorga y el fenómeno de las redes sociales, cuyas métricas en la región muchas veces exceden las cifras globales, pasando por la última tecnología y soluciones emergentes que siguen madurando. En el caso de la conectividad, es evidente el impacto sobre el activismo, pero aparece también su influencia en la migración, ya que, a través de canales como Facebook, los inmigrantes de todo el mundo se comunican y se unen contra los discursos xenófobos.

Por otra parte, critica el experto, mucho de esto aún no se ve reflejado en la producción intelectual interna. Hay una tendencia a utilizar los medios proyectándolos hacia el exterior. “Estamos incluidos en la red, pero tenemos poca influencia en la globalización. La sociedad en la red se superpone a los modelos antiguos y es un cambio muy fuerte. Es un avance, pero tiene consecuencias que pueden ser negativas: la individualización, la familia y la escuela, el mercado del trabajo, relaciones de poder, la sexualidad, las tensiones entre la autodeterminación individual y colectiva. Pero hay que recordar que todo el mundo va mal en el campo de las libertades generales, no es sólo una cosa de América Latina”, reflexiona, agregando que: “Además, la participación en las redes sociales es muy fuerte. Pero es un compromiso más hacia lo extranjero y al consumo que a la producción de innovación, y además es desigual entre países y profesiones diversas”.

Dando lugar a un aspecto más práctico, y traduciendo estos hallazgos al día a día de IT, Calderón cree que las empresas y los individuos necesitan y son capaces de utilizar mejor el poder de la tecnología para llevar a cabo los cambios, de una manera en que puedan ser efectivos, duraderos y sostenibles. Hay una muy amplia discusión a realizarse en todos los asuntos estratégicos que debe tener en cuenta los aspectos históricos y culturales para arrojar luz al futuro.

Es saber, dijo, utilizar la tecnología no como un fin sino como un medio que permite nuevas formas de socialización e innovación. Mirar superficialmente lo que acontece nos hace caer en errores básicos. Por ejemplo, es fácil decir que la nueva generación está conectada y super abierta a las nuevas tecnologías, pero es un error pensar que ahí se acaba el asunto. Las preocupaciones de esta generación ya son diferentes de la de los jóvenes de hace unos años. Si antes el desempleo y el acceso a la educación causaban miedo, hoy es el desempleo y la violencia. ¿Por qué? Hubo un fuerte movimiento para incluir a más personas en el sistema educativo, pero la generación de puestos de trabajo no fue suficiente y ahora estas personas deben además competir contra las soluciones tecnológicas. Con más desempleados aumenta la violencia. Se crea un círculo vicioso.

“El nuevo tipo de cultura que emerge trae lo que llamamos el tiempo instantáneo, rompió con el tiempo de la industria. Hoy en día la operación de una empresa es de 24 horas y opera en cada momento y lugar. Combina lo local con lo global. Es una aceleración y un redimensionamiento del tiempo. También tenemos el reto de la participación de los jóvenes: parte de ellos quieren y pueden, y otros no pueden o no quieren. Hay una polarización. Los jóvenes mezclan el pasado y el futuro, pero quieren resultados prácticos, acabar con la cultura retórica del pasado, por eso desconfían de la clase política en la región, buscan un propósito “, concluye el sociólogo.

Netmedia es mucha más que noticias. suscríbase y reciba lo mejor

Te recomendamos

IT desempeña un papel esencial en la transformación de América Latina