http://www.netmedia.mx/actualidad/masificacion-del-iot-trae-consigo-una-gran-demanda-de-energia/
Actualidad

Masificación del IoT trae consigo una gran demanda de energía

El Internet de las Cosas está tomando cada vez mayor relevancia en todo tipo de industrias, sin embargo, en las plantas de producción sus efectos son mucho más evidentes. De acuerdo con estudio realizado por Zebra Technologies, el sector de manufactura seguirá adoptando el modelo Industria 4.0 en los próximos años, mientras que los trabajadores harán uso de diferentes combinaciones de wearables, sistemas automatizados y tecnologías emergentes para monitorear los procesos de la fábrica y permitir que las compañías tomen, oportunamente, decisiones descentralizadas.

El informe indica que, que para el 2022, 64% de los fabricantes utilizarán este tipo de aplicaciones y herramientas tecnológicas, en comparación con el 43% actual.

En un escenario como el esperado, la energía representa el ingrediente indispensable para que estas herramientas y procesos tecnológicos funcionen.

Según analistas del rubro, no tener esto en mente puede generar grandes pérdidas y ocasionar retrasos en los procesos productivos, implicando grandes pérdidas tras detener la producción. 

“En el entorno de la manufactura y producción, incluso un pequeño apagón puede provocar horas de inactividad, lo que puede resultar muy costoso”, comenta Frank Moreno, senior director Marketing & Distribution Development Latam de Generac.

El ejecutivo señala que si bien muchas veces los problemas meteorológicos y los relacionados con el mantenimiento de las redes son el problema número uno, la creciente demanda de energía eléctrica también lo es. Cabe preguntarse si las empresas y fábricas están realmente preparadas para los problemas que pudieran suscitarse ante la demanda energética de las nuevas tecnologías, así como de los problemas que puedan darse en las subestaciones eléctricas.

“La iluminación y el control de clima en las instalaciones de almacenamiento son aspectos fundamentales para garantizar que los clientes reciban su inventario según lo programado, evitando las costosas interrupciones del negocio a causa de apagones, problemas meteorológicos o problemas en la subestación eléctrica”, agrega.

Más allá de la pérdida de ingresos, en algunos casos, la suspensión de los servicios de energía podrían significar un daño irreparable en la reputación comercial de las empresas y organizaciones.

“Contar con energía eléctrica para hacer funcionar su lugar de operaciones en todo momento, debe ser una prioridad”, puntualiza Moreno.

Netmedia es mucha más que noticias. suscríbase y reciba lo mejor

Te recomendamos

Masificación del IoT trae consigo una gran demanda de energía